Elizabeth Warren: ¿por qué atemoriza a Wall Street?

Elizabeth Warren frente a Wall Street. Si el nombre de esta mujer todavía no le es familiar, puede estar seguro que, a menos que usted viva en una caverna sin internet, sin acceso a las noticias, lo va a oír muy a menudo.

Warren es una experimentada senadora que ha pasado a liderar la carrera demócrata por arrebatarle a Donald Trump la presidencia de Estados Unidos en 2020.

Las dudas sobre los negocios del hijo de Joe Biden, ex vicepresidente con Barack Obama, le han dado un empujón a la candidatura de Warren, cuyo nombre atemoriza a Wall Street, veremos más adelante por qué.

Fueron los turbios movimientos empresariales de Hunter Biden en Rumanía los que llevaron a Donald Trump a hacer, presuntamente, gestiones para dañar la credibilidad de su padre, Joe Biden. Y lo ha hecho, pero de paso se ha metido en un proceso de impeachment‘, o juicio político, que puede acabar de dar el espaldarazo definitivo a Elizabeth Warren.

Elizabeth Warren

 

¿De donde proviene el temor de Wall Street?

 

El discurso de la senadora es lo más parecido al de un partido socialdemócrata europeo, en un país -Estados Unidos- donde hasta ahora esos mensajes eran muy minoritarios.

En el debate entre los candidatos demócratas celebrado el pasado martes, su consignas fueron claras: grandes empresas y las mayores fortunas verán fuertemente incrementados los impuestos

Con ello, su gobierno pagaría:

  • guardería universal
  • seguro médico (Medicare) universal
  • cancelación de deudas estudiantiles

Es todo lo opuesto a la política que ha llevado a cabo estos dos años y medio el presidente republicano, uno de cuyos fines ha sido destruir la gran apuesta de Obama: Medicare.

A estas alturas de la carrera demócrata, Warren supera a Biden por 30% a 27% en las encuestas.

 

Sectores más perjudicados

 

Los sectores más perjudicados por su llegada a la presidencia sería el financiero, la salud y el tecnológico. Las empresas de servicios financieros ven en Warren un riesgo dado que la laxitud en las normativas que ha permitido Trump acabarían, al tiempo que subirían fuertemente los impuestos sobre las grandes fortunas, los ‘deep pockets’ que mueven los mercados de Wall Street.

El sector salud es uno de las más controvertidos en Estados Unidos y otra de las áreas que se vería fuertemente perjudicado dado que Warren pretende, mediante la subida de impuestos, ofrecer seguro médico universal. Las compañías de seguros médicos y servicios de salud verían seriamente deterioradas sus cuentas si existiera un buen servicio público sanitario. Cosa que tampoco es tan sencillo, pero el riesgo hace que sus propietarios e inversores miren a la contendiente demócrata como un serio peligro.

Por último, las empresas de tecnología que durante décadas han visto como la ingeniería fiscal les permitía tributar de manera muy benigna, verían castigado fuertemente esta forma de tributación. Amazon, por ejemplo, no paga impuestos en Estados Unidos.

En definitiva, la carrera es larga, pero Elizabeth Warren y Wall Street se van a mirar de reojo durante el proceso de primarias demócratas. Y en caso de que la senadora sea la contendiente frente a Donald Trump, los mercados van a estar muy pendientes de las encuestas.

Twitter: @angelcasana