Mientras la vieja guardia del capitalismo clama contra el bitcoin, la criptomoneda continúa buscando máximos

La reunión anual de Berkshire Hathaway, el conglomerado inversor dirigido por Warren Buffett, fue siempre una extravaganza festiva del capitalismo. La pandemia ha motivado que por segunda ocasión no se haya podido celebrar como se hizo siempre. Pero los inversores continúan pendientes de los mensajes que lanzan tanto Buffett, el oráculo de Omaha, como su vicepresidente, Charlie Munger.

Este último lanzó el pasado sábado una diatriba contra el bitcoin. Para el histórico gestor el activo digital es “repugnante y contrario a los intereses de la civilización“.

“No doy la bienvenida a una moneda que sea tan útil para secuestradores y extorsionistas y demás, ni me gusta simplemente gastar sus miles de millones de miles de millones de dólares adicionales en alguien que acaba de inventar un nuevo producto financiero de la nada”, afirmó Munger, de 97 años.

El legendario compañero de Warren Buffett ha criticado repetidamente el bitcoin por su alta volatilidad y falta de regulación.

Entre tanto, la criptomoneda digital continúa su escalada hacia la zona de los 60.000 dólares. Desde el pasado 26 de abril, cuando se giró al alza desde la zona de los 49.000 dólares, se ha revalorizado un 18% y parece dirigirse a romper de nuevo hacia la mencionada zona, desde donde deberá decidir si busca máximos históricos, en los 64.000 dólares.

nomostrar

 

Twitter: @angelcasana