Las 10 mayores empresas de Europa: sólo una es española

España tiene poca presencia en el listado de las 10 mayores empresas de Europa. De hecho, tan solo una compañía logra entrar en el ranking. El listado está copado por petroleras y marcas de automóvil y entidades financieras y de seguros.

El conjunto está bastante repartido: Francia y Alemania tienen 3 integrantes cada una; Reino Unido 2 empresas, que pueden ser 3 si consideramos el resultado de una fusión anglo-holandesa. Holanda, tendría esa otra mitad. España, 1.

10ª.- BP: la petrolera británica, antes British Petroleum, cierra la lista. Es, además, la octava mayor compañía del mundo, y la tercera del sector tras la americana ExxonMobil y la danesa Royal Dutch Shell, que aparece más abajo.

Cotiza en la Bolsa de Londres a un precio, cierre del pasado viernes, de 494 peniques, muy lejos del precio que llegó a alcanzar en 2016: por encima de los 700 peniques.

9ª.- AXA: compañía francesa del sector seguros y la gestión de activos. Es la primera aseguradora del mundo. Es uno de los grandes propietarios inmobiliarios en muchas de las grandes ciudades del mundo. Conocida principalmente como compañía de seguros, su división de gestión de patrimonios es una de las divisiones más fuertes del grupo.

Cotiza en la Bolsa de París a 22,58 euros, último cierre, lejos del precio que llegó a alcanzar en 2007, por encima de los 33 euros por título.

8ª.- Banco Santander: la única compañía presente en el ranking. La entidad financiera española cuenta con una fuerte presencia en el Reino Unido y en gran parte de los países del continente americano.

La cotización de banco español viene sufriendo los últimos años al igual que el resto de bancos por los bajos tipos de interés en Europa, la incertidumbre del brexit y los cambios tecnológicos que azotan su negocio. En su último cierre marcó 3,52 euros en la Bolsa de Madrid, cuando llegó a tocar los 9,50 antes de la crisis financiera de 2008.

7ª.- Daimler: fabricante alemán del famoso automóvil Mercedes y de varias marcas de autobuses y camiones. Es una de las dos compañías alemanas presentes en la lista.

Su negocio está siendo fuertemente castigado por las incertidumbres económicas, las dudas acerca del diésel en todo el mundo y los cambios de hábitos de movilidad, que comienza a impactar también en su cuenta de resultados. El último cierre de cotización en la Bolsa de Frankfort ha situado su acción en 43,81 euros, cuando llegó a tocar los 90 euros en 2015, tras recuperarse fuertemente de la crisis de 2008.

6ª.- Total: otra petrolera, en este caso de origen francés. Es la cuarta compañía a nivel mundial del sector del petróleo y el gas. Trabaja todo el ciclo del petróleo, desde la extracción y el refinado a las  estaciones de servicio: más de 17.000 repartidas fundamentalmente por Europa y África.

Igual que el resto de acciones de compañías del sector, su cotización sufre las dudas acerca de la economía mundial y la presión contra las energías fósiles. Último cierre en la Bolsa de París: 45 euros, cuando llegó a marcar los 60 euros antes de la mencionada crisis de 2008.

5º.- Allianz: otra compañía del sector asegurador, en este caso alemana. Más centrada en la gestión de riesgos que AXA, su competidora francesa, cuenta con participaciones de grandes empresas en países y sectores diversos.

La compañía cerró en la Bolsa de Francfort ligeramente por encima de los 206 euros por título, es la única compañía de la lista que se encuentra cerca de sus máximos históricos, apenas 8 euros por encima del nivel en el que se encuentra.

4.- BNP Paribas: uno de los tres bancos que engloban la lista, en este caso francés. Fruto de la fusión de Banque Nationale de Paris y Paribas, cuenta con una potente división de gestión de activos.

Igual que el resto de bancos europeos, su cotización se encuentra en horas bajas. Su último cierre, ligeramente por encima de los 42 euros por acción, está alejado de los 88 a los que llegó en 2007.

3.- HSBC: otro banco, en este caso británico. Su nombre son las siglas de The Hong Kong and Shanghai Banking Corporation y fue fundado en Londres cuando Hong Kong era todavía colonia británica. A pesar de su gran tamaño, está lejos de los grandes bancos chinos, que dominan el ranking de entidades financieras de mayor tamaño.

El HSBC cotiza tanto en la Bolsa de Hong Kong como en la de Londres. En la capital británica marcó su último cierre en 601,9 libras, cuando llegó a marcar holgadamente por encima de las 900 libras por acción en 2001.

2.- Volkswagen: el fabricante alemán de automóviles cuenta con diversas marcas, la que lleva en su propio nombre así como diversas en el sector del vehículo particular y de los camiones. Es el mayor fabricante mundial de vehículos del mundo, a cierre de 2018.

Cerró en la última sesión en la Bolsa de Francfort algo por encima de los 147 euros por título, unos 100 euros por debajo del valor por título alcanzado en 2015. Su título está muy lastrado por las dudas acerca de la economía, su fuerte exposición a China y a Estados Unidos y los cambios de legislación sobre los vehículos diésel, uno de sus grandes negocios.

1.- Royal Dutch Shell: la compañía líder de la lista europea es otra petrolera fruto de la fusión entre la holandesa Royal Dutch y la británica Shell. A pesar de su enorme tamaño, está muy lejos de empresas como Aramco, la mayor petrolera del mundo y la empresa que más beneficios da en todo el mundo.

Cerró su última cotización en la Bolsa de Amsterdam en la cercanía de los 26 euros, cuando llegó a cotizar en la zona de los 36 euros a finales del año 2000.

Twitter: @angelcasana