Cuidado, el Ibex 35 está próximo a un techo

El analista Enrique Aranaz asegura que análisis técnico y de sentimiento apuntan a que el Ibex 35 está próximo a un techo. Aquí sus argumentos.

Verano 2019. Con media España de vacaciones e inicialmente sin razones aparentes, nuestro índice se desplomaba tras marcar máximos en 9.500 puntos.

Aunque al principio nos hablaron de sana corrección y toma de beneficios, los malos datos económicos (recesión alemana) y las noticias negativas (Guerra comercial EEUU-China, brexit, etc.) se fueron acumulando conforme caíamos más de un 11% en apenas tres semanas.

Y entonces, el 15 de agosto y con más de un inversor vendiendo su cartera ante la que se avecinaba, los índices mundiales hicieron un suelo.

Hoy, y, tras subidas meteóricas en todos los selectivos (Ibex +22%, DAX +34%, Stoxx 600 + 32%, Dow Jones +36%), nos encontramos en una situación diametralmente opuesta a la vivida en esos días de agosto.

Por una parte, los malos de la película han sido paulatinamente eliminados de la escena conforme nos acercábamos a máximos: ni brexit, ni recesión. Y hasta Donald Trump se ha abrazado con Xi Jinping [metafóricamente].

El coronavirus ha surgido cómo ese posible cisne negro que merme beneficios empresariales. Apple acaba de anunciar un ‘profit warning’ por su temido efecto  y amenaza la tendencia alcista de las bolsas. Podéis estar seguros de que, en breve, quizás ya un 5% por arriba, nos dirán que el Covid-19, nombre técnico con el que han bautizado la epidemia, era más inocente que gripe común.

Tenemos pues, todos los ingredientes de sentimiento que apuntan a un posible techo:

  • Analistas técnicos y casas de análisis augurando revalorizaciones de dos dígitos en subidas que se extenderán durante años (“Europa enamora” nos decían el viernes desde R4)
  • Valores ‘muy baratos’ y con ‘solidos fundamentales’ (nuestros grandes bancos, Telefónica o Repsol, casi en mínimos históricos)
  • Índices (que no el conjunto del mercado) muy alcistas

En definitiva, excesiva complacencia alcista y razones poderosas para despertar la codicia de los inversores en una apuesta que cómo piensan “nunca puede salir mal”. Y, sin embargo, lo más probable es que, cómo siempre, vuelva a salir mal.

Situación técnica de los índices

A destacar:

Los índices europeos se encuentran muy cercanos a zonas de posible techo, al menos temporal, donde deberíamos asistir a una corrección fuerte. Esta corrección, desgraciadamente, afectara, desde mi personal punto de vista, más a aquellos valores que más han comprado los inversores (los mas baratos, castigados y recomendados por los analistas).

Ibex 35

La subida de los índices se ha llevado acabo apoyada por sectores (utilities) y valores muy alcistas, sin que acompañen la subida gran parte de valores y sectores (bancos, telecomunicaciones, etc.)

Ibex 35

El siguiente cuadro muestra la evolución de los valores de algunos índices europeos hace casi dos años cuando el Ibex 35 estaba también en estos niveles de 10.000 puntos.

Valores europeos

Asistimos pues a una “asimetría de mercado” que es utilizada por los amos de las bolsas para colocar papel en valores baratos –que luego lo estarán más – mientras suben los índices para dar sensación de bonanza e invitaros a comprar atraídos por los cantos de sirena de los analistas.

Para corroborar este escenario de un posible Ibex 35 tocando techo, estamos asistiendo en los últimos días a las maniobras típicas de las empresas para que compremos/no vendamos sus acciones, pues saben que van a caer más. Ejemplo de algunas de ellas de esta semana:

  • Repsol: programa de recompra de acciones y dará 1000 millones extras de super dividendo. Además, ofrece a sus empleados una acción gratis por cada dos que compren. Esta maniobra ya la hizo en 2013 a niveles de 16-19 euros con mil empleados.
  • Enagás: revoluciona el Ibex prometiendo súper dividendo de 1,74 durante 7 años
  • Telefónica: confirma dividendo de 0,4 euros (sobre 6,6% a precios actuales)
  • ACS: aumenta el dividendo que se vuelve súper atractivo y da la opción de cobrarlo en acciones (cómo hacían los bancos antes de caer o Repsol en estos últimos tiempos que no hace más que bajar)

Resumiendo, desde mi punto de vista, basándome en análisis técnico y sentimiento, la situación apunta a que estamos próximos a un periodo de fuertes correcciones en las bolsas europeas -con un Ibex 35 tocando techo- que podría producirse en las próximas 4-8 semanas.

Precaución, pues, y no dejarse llevar por los cantos de sirena que desde los grandes medios de comunicación nos hacen llegar los que manejan los mercados y sus cómplices.

Twitter: @angelcasana