Fuerte caída de la actividad manufacturera en China

El PMI manufacturero Caixin de febrero en China cayó hasta los 40,3, frente al dato anterior, que marcó un 51,1. La lectura ha sido peor de lo esperado ( 45,7) y se sitúa claramente en territorio de contracción, marcado en los 50 puntos.

A pesar de ello, las bolsas chinas han experimentado una fuerte subida. Y es que los inversores cuentan con que este mal dato macro publicado este lunes, obliga a Pekín a realizar fuertes estímulos fiscales a fin de mitigar el daño a la economía que está infligiendo la extensión del coronavirus.

La jornada bursátil de este lunes cierra con el mayor repunte de China: el índice CSI 300, que reúne las mayores compañías que cotizan en las bolsas de Shanghai y Shenzhen, se mueve a media hora del cierre en una mejora superior al 3,50%, el mayor incremento desde junio del pasado año. Y el indicador de acciones industriales mejora un 5,4%, la mayor subida desde septiembre de 2015.

Twitter: @angelcasana