El pasado viernes tanto miembros de gobierno chino como Donald Trump, confirmaron que ambos equipos negociadores habían llegado al acuerdo llamado Fase Uno, la primera etapa de la tregua comercial entre Estados Unidos y China.

El documento pone fin a las hostilidades de la Guerra comercial que han durado los dos años que lleva Trump en la Casa Blanca.

Estas son las claves del documento que evita que este domingo entren en vigor los nuevos aranceles que estaban previstos, que suponían 160.000 millones de dólares a la entrada de teléfonos móviles y otros artículos de tecnología y juguetes.

  • Estados Unidos reducirá a la mitad los aranceles del 15% sobre 120.000 millones de dólares a la entrada de productos chinos en su país.

 

  • Se mantiene la tasa del 25% sobre otros 250.000 millones de dólares en productos chinos.

 

  • China se compromete a aumentar sus compras de bienes y servicios estadounidenses en al menos 200.000 millones durante los próximos dos años.

 

  • El gigante asiático comprará entre 40.000 y 50.000 millones de dólares en productos agrícolas estadounidenses en cada uno de los próximos dos años.

 

  • Pekín ha cedido también en pretensiones norteamericanas sobre propiedad intelectual, no obligará a las empresas norteamericanas a ceder su tecnología, una demanda clave de las compañías americanas que operan en China.

 

  • China facilitará acceso al mercado de servicios financieros y se compromete a la estabilidad del yuan.

 

  • Ambas partes crearán un mecanismo de resolución de conflictos.

Según lo pactado, en las próximas semanas abogados y legisladores estadounidenses revisarán el texto para asegurarse de que se ajusta a las leyes del país. Se espera que el documento sea firmado de forma solemne el próximo mes de enero.

Todos los productos financieros con margen conllevan un alto riesgo para su capital. No son adecuados para todos los inversores. Por favor, asegúrese de entender completamente todos los riesgos implícitos. Leer más