El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha firmado el acuerdo comercial Fase Uno con China en la Casa Blanca tras 18 meses de disputas entre las dos grandes potencias económicas del mundo.

El acuerdo se propone erradicar el robo de propiedad intelectual y las transferencias forzadas de tecnología y aumentar las compras chinas de bienes estadounidenses. Aún así, deja muchos flecos abiertos, que no han sido explicados y serán motivo de análisis en las próximas jornadas.

La administración norteamericana se propone comenzar a negociar el próximo acuerdo comercial, llamado Fase Dos, antes de las elecciones en EE. UU. de noviembre de 2020.

La firma se ha celebrado en un acto protocolario en la Casa Blanca, con la presencia de Liu He, vicepresidente chino. Trump ha anunciado que visitará China en breve.

Todos los productos financieros con margen conllevan un alto riesgo para su capital. No son adecuados para todos los inversores. Por favor, asegúrese de entender completamente todos los riesgos implícitos. Leer más