Siemens Gamesa, así nos engaña una acción que atrapa a los pequeños accionistas - Bolsa Now

Siemens Gamesa es uno de esos valores peligrosos que muestra cómo pocos las tácticas que usan los que manejan los hilos del mercado para gestionar nuestras emociones. Porque en trading, no lo dudéis, las emociones lo son todo. Y, a través de su adecuada gestión, se tiene el poder de tener a los inversores atrapados en el lado malo de la tendencia. 

Enrique Aranaz / Analista bursátil

¿No os habéis preguntado nunca, como es posible, que en una actividad que es comprar o vender (50% de probabilidades de éxito) tengamos siempre la “fortuna” de comprar y vender siempre en el peor momento (justo antes de caer si compramos y de subir sin techo si hemos vendido) y que el 90% de los inversores perdamos

El mecanismo es muy sencillo. Los precios no los movemos los inversores, sino que son dirigidos con precisión quirúrgica por una “mano fuerte” o “núcleo duro”, que no solo controla una participación mayoritaria en la compañía, y por tanto mueve al precio a su antojo, sino que, además, dicta los comunicados de prensa de la compañía, consiguiendo, en función de sus intereses, que compréis (para después tirar la acción) o vendáis (si quiere subirla sin vosotros).

Y cómo seguro que estáis escépticos y más de uno pensando que soy un paranoico conspiroide, paso a explicar, con el gráfico, una breve visión del comportamiento histórico del valor y a continuación cómo se gesta esta trama.

Siemens Gamesa

(5) Desde esos nueve euros, toca ya, sacudido el mercado de inversores alcistas que huyen en perdidas, al valor irse para arriba empujado por la mano fuerte, y a mi, contaros, ahora ya, sí, cómo ha sido la estrategia de comunicación de la empresa desde entonces y como han influido con ella en nuestras decisiones de compra (mal y tarde) y venta del valor (casi siempre en pérdidas y un minuto antes de que rebotara).

Marzo-Julio 2019. Primera parte de la trama 

El valor supera los 13 euros, los analistas técnicos (cómplices involuntarios de la trama) hablan de HCHi que proyecta al valor a los 17 euros, excitando así el ánimo inversor (la codicia es, junto al miedo, la emoción más poderosa en los mercados). Hago aquí un inciso también para comentaros, que, personalmente, considero que la frase ‘confirmado HCHi con objetivo +XX%’ dicha por un analista técnico es la frase que oiréis en Bolsa que más veces os llevara a la ruina.

Pero sigamos. Con el valor ya en niveles de 15 euros, un proceso de comunicación de noticias positivas es iniciado por la propia compañía. Megacontrato va, megacontrato viene. Allá donde pueda ser colocada una turbina (tierra o mar) podéis estar seguros que la ha colocado Siemens Gamesa o sin duda la colocara.

De forma simultánea, las casas de análisis (cómplices directos y remunerados de la trama) la recomiendan con fervor y hasta los directivos de la propia compañía aparecen en los medios para explicarnos que la actividad comercial va como un tiro (justo con la acción en máximos en 16,5 euros. Lo que se dice un tiro con mucha puntería). 

Mientras todo se desarrolla, la mano que maneja el valor trabaja cuidadosamente. Coloca acciones cómo si no existiera un mañana entre los 14 y 16 euros a un público excitado. Hace alguna trampa bajista (hay que eliminar también a los bajistas) y de paso pone barata y atractiva la acción (al inversor le gusta comprar con descuento, manías).

Llega un momento que comprueba que ya no hay demanda de títulos, ya apenas le compran, vaya por Dios. O dicho de otra forma, ya no puede atrapar más pececitos/inversores. Y es entonces cuando este tiburón de los mercados, uno más de los cientos que recorren los impetuosos océanos bursátiles, se lanza a por su presa.

Siemens Gamesa

(6) 30 de julio. El valor presenta resultados y cae, en un solo día, un 17% aludiendo ajuste a la baja de las previsiones (¿Pero no iba la empresa cómo un tiro?)

Julio 2019 – febrero 2020. Segunda parte de la trama

(7) la caída iniciada en 16 euros se prolonga dos meses hasta marcar un mínimo en 11,2 euros dos meses después. Todos los que hasta hace dos días hablaban maravillas de ella, le dan ahora la espalda y la propia compañía habla de recortes de personal:

Siemens Gamesa JP Morgan no se cree sus previsiones y reitera infraponderar (20 sept.)

Siemens Gamesa despedirá 600 trabajadores en Dinamarca para poder afrontar un mercado cada vez más competitivo y desafiante (26 sept.)”

¿Cómo es posible que, lo que apenas hace dos meses era una compañía alabada por todos, sea hoy, un 25% más barata, un puro desastre?

A nivel técnico, el valor muestra acusadas divergencias alcistas y está en una primera zona interesante de compra pues suele ser de fin de impulso (la siguiente un poco más abajo en niveles 9,7-10,7 es stop de posiciones alcistas de largo plazo). Además, el elevado grado de pesimismo, fomentado por la propia compañía, hacen pensar en un posible suelo.

Siemens Gamesa

(8) En mínimos de los últimos meses (11 euros) la empresa inicia un proceso de comunicación masiva de contratos. En un solo mes llegan contratos de medio mundo. Esta maniobra puede parecer rara, pues si el núcleo duro quiere subir el valor quiere hacerlo sin compradores, y con tanto contrato está llamando la atención de los inversores. No solo esta barata, sino además recibiendo muchos contratos otra vez. Unos días después descubrimos la trampa.

(9) 5 nov. 2019. La compañía comunica retrasos por problemas en un proyecto y hace caer el valor un 20% en apertura para provocar pánico. El enorme volumen reflejado en la sesión denota que la mano fuerte ha comprado lo que han vendido los pequeños inversores en pánico. La vela es de vuelta alcista en un día. La jugada ha sido maestra. La mano fuerte ha sacudido el mercado de pequeños inversores interesados en ella tras atraerlos con sus múltiples contratos.

 (10) Despejado el horizonte, el valor sube sin parar (y sin contratos) desde los 10,6 a los 16 euros en menos de dos meses. Esta subida es la buena porque nadie entiende nada y el mercado está limpio de alcistas.

Pero queda una última (o quizás debo decir penúltima) jugada de nuestro tiburón. 

(11) 4 feb 2020. Siemens Gamesa hace un sorpresivo aviso de rebaja de perspectivas financieras (‘profit warning‘) afirmando que su deuda se duplica hasta 1.500 millones por un cambio contable (vaya por Dios). En la apertura de la sesión el valor se desploma desde los 15,7 euros a 13,85 en sólo unos minutos. El enorme volumen negociado en la sesión y el aspecto de la vela que nos deja denota que el núcleo duro ha entrado comprando lo que los inversores pequeños le vendían en pánico. El motivo de esta acción la sabremos apenas unos días después.

(12) 5 feb 2020. Tras continuar rebotando de forma sorpresiva desde los mínimos tras el anuncio del ‘profit warnig’, la compañía se dispara ante el anuncio de que Iberdrola ha vendido la participación que tenía en la compañía al grupo Siemens a precios de 20 euros. El mercado lo acoge con excitación y se dispara hasta marcar máximos en 17 euros. El ‘profit warning’ lanzado por la compañía tenía por misión limpiar el mercado de inversores pequeños para subir sin ellos, y, ya de paso, animar a los cortos, a los que voy a arrasar con la subida.

Y por cierto, lo más gracioso de todo, es que, al final, hoy 5 de febrero de 2020, el valor ha tocado los 17 euros dando por cumplido ese HCHi. Pero decirme la verdad, ¿cuántos habéis ganado algo con este valor? No hace falta que me contestéis. Movimientos similares a los que ha realizado Siemens Gamesa – llevándolo hasta 16,5 euros con muy buenas noticias y tras enganchar a miles de accionistas, despeñarlo después en pánico hasta 10,6 en medio de un alud de noticias a cual más maligna para haceros vender en perdidas –  son realizados, con sus variantes, en miles de activos cada día (acciones, índices, materias primas, etc.), y están diseñados – con una efectividad precisa testada desde que existen los mercados – para permitir a las manos fuertes recompraros a precios bajos (acumular) lo que os vendieron a precios altos (distribuir) con ganancias de muchos dígitos. 

Y nosotros, el 90% de inversores, a perder.  

Y por cierto, acabo de ver dos análisis que, hoy mismo, hablan de un HCHi en el valor que le proyecta a niveles de 25 euros…

 

 

Todos los productos financieros con margen conllevan un alto riesgo para su capital. No son adecuados para todos los inversores. Por favor, asegúrese de entender completamente todos los riesgos implícitos. Leer más