Grifols no convence a pesar de prometer objetivo de aumento de ventas por I+D

Grifols celebró ayer su día del inversor y a la vista de su cotización, los mensajes no han calado de forma positiva. La multinacional catalana dedicada al plasma prevé que las ventas por nuevos productos pasen del 4% del volumen de negocio al 20% en 2030 gracias a su inversión en investigación y desarrollo.

Este refuerzo en innovación hace que aumente su partida presupuestaria del 5/6% de las ventas al 6/7%. Grifols cuenta con más de 30 proyectos en fase de descubrimiento y numerosos ensayos en las distintas fases de desarrollo clínico.

Además, sus directivos anunciaron ayer que la compañía desinvertirá en activos no estratégicos, actividades que no generen un margen de contribución equiparable al resto de negocios. El desapalancamiento continúa siendo un objetivo prioritario. La compañía anunció ayer que dejará de publicar sus resultados trimestralmente, tal como permite a nueva regulación, y pasará a hacerlo semestralmente.

Sus títulos siguen lastrados por las dificultades de la empresa de conseguir su materia prima en tiempos de pandemia: donantes para su principal producto, el plasma sanguíneo. Desde el punto de vista técnico, el precio demuestra no poder con la media de 200 sesiones, con lo que continúa siendo bajista de largo plazo.

Desde que chocó con la mencionada media, el pasado 18 de mayo, sus acciones pierden casi un 10%

nomostrar

 

Twitter: @angelcasana